domingo, 28 de agosto de 2011

Testimonio - Fortaleza, nutrición espiritual


"Testimonio - Hay que nutrirlo. Fortaleza, nutrición espiritual. "Los miembros de la Iglesia deben ser como robles y extender sus raíces en la tierra fértil de los principios fundamentales del evangelio; debemos entender las verdades básicas y sencillas y vivir de acuerdo con ellas, sin complicarlas. Nuestro fundamento debe ser sólido y de raíces profundas a fin de resistir los vientos de las tentaciones, de las doctrinas falsas, de la adversidad y de los ataques del adversario, sin vacilar y sin ser arrancados de cuajo. Los miembros cuyas raíces lleguen sólo a la superficie del evangelio necesitan profundizarlas hasta que se hundan en la roca sólida, más abajo de la capa blanda. El alimento espiritual es tan importante como una dieta equilibrada para conservarnos fuertes y saludables. Nuestra fortaleza espiritual es como las baterías: hay que cargarlas y volverlas a cargar con frecuencia."

(Elder Joseph B. Wirthlin, Liahona enero 1995, pág. 85)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada